Torcaces con cimbel, todo un arte
Viernes, 9 Abril 2021

La ciencia del palomero está en saber mover cimbeles con la cadencia y frecuencia  oportunas para atraer a la paloma lejana que, al ver un aleteo, se sienta atraída por el mismo y entre confiada. Y cuando vienen, con la natural desconfianza, ven el suave aleteo de la paloma de la horgadera, y entonces ya entran “a huevo”, “hasta la cocina”, y el tiro es a placer. Los “ciegos” son simplemente palomas con una caperuza puesta que, cuando la torcaz libre empieza a acercarse, el cazador lanza desde el interior del puesto al aire, dan un vuelo corto y se posan en el suelo, suficiente para ser vistos por la torcaz y entrar ésta más confiada.

Lo más visto

Imagen
my image

Última previsión meteorológica

Imagen
my image

Informe Extremadura: La industria de la carne

Imagen
my image

Puerta con Puerta: San Martín de Trevejo

Imagen
my image

Maestr@s del campo: Episodio 6