25 Enero 2022, 8:40
Actualizado 25 Enero 2022, 08:40

Una de las acusadas por el asesinato del joven cacereño en Anchuelo  (Madrid) en febrero de 2020 hizo alusión a su muerte en un mensaje telefónico en el que decía que si le vendía el piso a otra persona "le iba a matar", según ha declarado el Guardia Civil que analizó los móviles.

La Audiencia Provincial de Madrid ha continuado este lunes con la declaración de los peritos en el juicio contra Libertad M. y Adolfo V., vinculados a una mafia de okupas, por presuntamente matar a Iván Toribio porque querían intercambiarle el piso donde vivía desde hacía poco.

Por estos hechos, el fiscal Ignacio Stampa solicita quince años de prisión para ambos por un delito de homicidio, mientras que el abogado de la familia de la víctima pide 25 años de cárcel por un delito de asesinato.

"El c********** del payo no me quiere ni hablar. Como le venda el piso a otro le voy a matar", decía la acusada en un mensaje de audio encontrado en su teléfono móvil.

Además, en el análisis de los dispositivos se encontraron diversos audios entre Libertad V. y Ramón M. en los que se hacía alusión a la intención de los acusados de echar a la víctima de su apartamento.

"Vigilad ese piso, cuando se vaya el payo me meto yo", ha asegurado el agente que decían los audios de Ramón M., al que los investigadores consideran el patriarca del clan familiar.

Según la tesis del fiscal, los encausados, vinculados con una "mafia okupa", habían acordado acabar con la vida de Iván porque querían arrebatarle el piso por el que había pagado y entregárselo a otra persona.

En otro mensaje, esta vez en conversación con una tía suya, la acusada manifestó que "eran flores para mí o flores para el payo", supuestamente haciendo alusión a la muerte de la víctima.

"Flores para él", prosiguió su pariente, a lo que Libertad contestó, en uno de los mensajes que el investigador ha considerado más esclarecedores: "Pues así ha sido".

En cuanto al análisis del teléfono de Ramón M., el agente ha destacado un mensaje que este le envía a un familiar suyo en el que dice que "los chaborrillos", supuestamente refiriéndose a los acusados, "han tamizado a un payo", haciendo alusión a la muerte de la víctima.

El móvil del otro acusado, Adolfo V., no pudo ser analizado debido a su deterioro.

Por otra parte, los dos forenses que realizaron la autopsia a la víctima han confirmado que presentaba dos heridas provocadas por arma blanca, una en el cráneo y otra en el tórax, a la altura del corazón.

"La lesión del cráneo solo afecta a su capa externa, por lo que no tiene repercusión vital, pero con la lesión del corazón una persona tarda unos momentos en morir", han declarado, afirmando que fue esta última la que causó su muerte.

También han manifestado que la víctima presentaba diversas contusiones en el resto del cuerpo que se produjeron "en torno al momento de la muerte", pero ninguna de ellas tenía las características de "las típicas lesiones de defensa". 

Más Información
Imagen
my image

Detenidos los dos presuntos asesinos de joven cacereño en Anchuelo

Comentarios