18 Febrero 2022, 18:57
Actualizado 18 Febrero 2022, 19:01

El lobo ha vuelto a pisar Extremadura. Hay una prueba de ello. El 29 de julio del año pasado, en el término municipal de Villanueva de la Vera,el personal técnico de la Dirección General de Sostenibilidad del a Junta, recogió una muestra fresca de excrementos en el marco de los muestreos sistemáticos que se vienen realizando para detectar la presencia del lobo ibérico dentro de la aplicación de la Estrategia estatal del lobo y del censo nacional, ha explicado la Junta de Extremadura en una nota de prensa.

Dicha muestra, que se tomó en una zona bastante abierta y con manantiales cercanos, se envió para su análisis genético en la Universidad de Oporto, que es Integrante del Centro de Investigación de Excelencia Europea CIBIO-BIÓPOLIS, con el que existe un convenio para desarrollar estas actuaciones dentro del Proyecto Interreg BIOTRANS.

El resultado del análisis confirma su pertenencia a una hembra reproductora, un único individuo, que se corresponde con una especie lobuna del centro/norte de España y distinta de la portuguesa.

Este hecho ha sido comunicado al Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demográfico para su inclusión en el inventario de biodiversidad.

Ejemplar procedente de Castilla y León

La hipótesis, según la Junta, es que se trate de un individuo o individuos procedentes de Castilla y León, probablemente de una presencia compartida con esta región o que haya derivado de la misma en un ejemplo habitual de lobos que deambulan por esta zona limítrofe con las provincias de Salamanca y Ávila.

Desde la confirmación de este análisis genético, en esta misma semana ya se ha intensificado la búsqueda en esa zona y alrededores para verificar o descartar la presencia del lobo, dado que no ha habido ninguna otra prueba añadida que certifique esta presencia, la cual pudiera ser aislada y esporádica, no teniendo por ahora constancia de que sea estable.

Se va a mantener una reunión con el Ministerio para coordinar los pasos a seguir para posteriormente arbitrar mecanismos de colaboración con departamentos de la propia Junta de Extremadura y otras entidades y organismos externos que pudieran verse afectados por la aplicación de la vigente Estrategia para la conservación y la gestión del lobo en España que data de 2005 cuando en Extremadura no se tenía constancia de hembras reproductoras. Cabe recordar que existe un borrador de nueva Estrategia nacional que aún no ha sido aprobado.

En Extremadura no existe un Plan de Recuperación del lobo donde es una especie protegida. Se abre la puerta a elaborarlo a raíz de esta nueva presencia del lobo en la región debiendo estar, en todo caso, alineado con lo que se apruebe a nivel estatal.

Más Información
Imagen
my image

Un libro recuerda la presencia de lobos en las cercanías de Serradilla

Temas

Comentarios