5 Mayo 2021, 13:47
Actualizado 5 Mayo 2021, 13:47

La Guardia Civil ha desmantelado tres centros de producción intensiva de plantas de cannabis en las localidades cacereñas de Miajadas y Escurial.

Durante los registros, que se han realizado de forma simultánea en viviendas, han interviniendo 1.623 plantas en fase de floración, 1.352 plantas en estado inicial (esquejes) y abundante material utilizado en el cultivo y producción de la droga.

Imagen de uno de los registros de la Guardia Civil

Por estos hechos, los agentes del Puesto de Miajadas, han detenido a un hombre de 33 años, vecino de la localidad, como presunto responsable de tres delitos contra la salud pública, por cultivo o elaboración de drogas, y de otro tres de defraudación de fluido eléctrico por las conexiones ilícitas a la red de suministro eléctrico.

Relacionada con otra operación 

Según ha informado este miércoles la Guardia Civil, esta operación, denominada NILED II, da continuidad a otra anterior, llevada a cabo también en Miajadas en abril y que se saldó con otros dos detenidos y la aprehensión de más de 600 plantas de marihuana, en un cuarto centro de producción.

Las investigaciones se iniciaron el pasado noviembre, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la posibilidad de que existiesen varios cultivos intensivos de plantas de marihuana en dichas localidades.

Fruto de ello se localizaron tres viviendas, dos en Escurial y una en Miajadas donde se estarían desarrollando las actividades delictivas.

Además, los indicios obtenidos orientaron a los agentes hasta un individuo que acudía con asiduidad a estos domicilios, obteniendo fundadas sospechas de que en sus interiores se estaban llevando a cabo labores de cultivo y producción de marihuana, tipo “indoor”, así como defraudaciones de fluido eléctrico, según explica la Guardia Civil.

El pasado 29 de abril se llevaron a cabo tres registros simultáneos en las viviendas, que permitieron confirmar la presunta comisión de los delitos investigados, al localizar en el interior los centros de producción de plantas de marihuana.

Agente en una de las plantaciones

Se trataba de unas instalaciones “perfectamente” acondicionadas para su cultivo y que contaban con “todos los mecanismos necesarios” para la producción intensiva de la droga.

En una de las viviendas, una estancia era utilizada como laboratorio donde el detenido realizaba el crecimiento de las plantas, utilizando mini invernaderos y avanzados sistemas de iluminación para dotarlas de las condiciones de humedad e iluminación óptimas.

Mientras, en otra estancia de la casa mantenía una plantación “indoor” de alto rendimiento.

Además, los agentes constataron que las tres viviendas mantenían sus instalaciones de electricidad conectadas de forma ilegal a la red de suministro.

Entre los objetos intervenidos estaban, además de la droga, 104 transformadores de luz; 140 lámparas de sodio de 600 vatios; 10 lámparas LED de 600 vatios; 7 filtros de carbono; medidores digitales de temperatura, humedad y de PH del agua; extractores, ventiladores y secadores; cámaras de videovigilancia; y productos fitosanitarios y enriquecedores para el tratamiento y desarrollo de las plantas

Agente de la Guadia Civil junto a los esquejes

A la espera de juicio


Tras pasar a disposición judicial, se decretó la libertad provisional con cargos del presunto responsable, a la espera de juicio por orden del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número 2 de Trujillo.


 

 

Comentarios