30 Junio 2021, 11:00
Actualizado 30 Junio 2021, 12:59

Tomar un snack saludable es posible y un ejemplo son los pepinos snack. Se trata de una variedad poco común en España, pero que en algunos países de Europa como Alemania o Finlandia es muy popular. En La Besana en Verde se han acercado hasta un invernadero de Don Benito que cultiva estos pepinos para conocer cómo es su proceso de cultivo y exportación.

El pepino snack se caracteriza por ser más pequeño (unos 40 gramos cada uno) y por tener un sabor más suave que el clásico pepino al que estamos acostumbrados. La piel es muy fina, suave y tiene un color verde más claro que el tradicional. Eso sí, conserva todos los nutrientes y propiedades como cualquier pepino. Fuera de nuestro país es un snack que se suele tomar de aperitivo, aunque también puede usarse en ensaladas o cocinarlo.

Para conseguir su aspecto y su sabor, los pepinos snacks se cultivan en un invernadero completamente automatizado que garantiza la temperatura óptima del cultivo, que ronda los 10 o 19 grados por la noche y alcanza los 25 o 30 grados durante el día. 

¿Y cómo ha llegado esta variedad de cultivo hasta Don Benito? Los orígenes se remiten a 1999, cuando unos socios belgas se pusieron en contacto con un empresario de la zona de Don Benito para valorar la posibilidad de crear un invernadero. La elección de la zona vino determinada por las 3.000 horas de luz que hay al año y los inviernos suaves, sobre todo si se comparan con los de otros países de Europa. La idea salió adelante y hoy en día cuentan con un invernadero de 10 hectáreas de superficie completamente automatizado y con sensores que detectan cualquier problema.

Tal y como explica Antonio Domínguez, biólogo, es un invernadero tipo Venlo u holandés, con una estructura básica de acero galvanizado que le hace ser muy resistente a los cambios de temperatura. Además, cuenta con todo tipo de avances tecnológicos, como unos raíles por el suelo que transportan agua caliente y que hacen la función de calefacción para ayudar a mantener la temperatura.

Desde esta misma empresa, los pepinos snacks se envasan y se mandan a toda Europa. Además, dedican una pequeña parte del invernadero a la producción de pimientos snacks que, de momento, también tienen más aceptación en el extranjero. Pero Antonio anima a todo el mundo a probarlos: "quizás nos cuesta probar cosas nuevas pero animo a la gente a que tenga el valor de probar cosas diferentes. Yo creo que cuando prueben un pepino de este tipo seguro que les va a encantar y van a repetir".
 

 

Comentarios