26 Julio 2021, 14:35
Actualizado 26 Julio 2021, 14:48

Los hechos tuvieron lugar durante la madrugada del domingo cuando la Policía Local, en su ronda de vigilancia, detectaron ruidos que procedían del interior de dos locales ocio nocturno. El primero de ellos, fue detectado a las 4:15 horas, totalmente abierto y con clientes en el interior. Tenía que haber cerrado según la normativa a las 2:30 h.

Poco después, el segundo, a las 4:38 horas. En esta ocasión el local estaba cerrado, con la persiana bajada pero con clientes en su interior.

Ambos locales han sido denunciados por los agentes. Ahora será la administración regional la que revise el expediente y decida la sanción impuesta en función de si existen antecedentes de incumplimiento de la normativa.

La Policía Local pide responsabilidad

Aunque desde la Policía Local descartan el cierre de los locales, piden colaboración y responsabilidad a los titulares de estos locales para acabar con la pandemia de la COVID. 

Además los agentes tuvieron que cortar la conocida "calle de los vinos" por la gran concentración de personas. No es la primera vez que sucede en la ciudad. 

 

Comentarios