29 Noviembre 2021, 21:13
Actualizado 30 Noviembre 2021, 07:59

Andrés Gómez lo cuenta con una tranquilidad pasmosa. Se encontraba el pasado viernes, 26 de noviembre, fuera de servicio cuando una vecina le alertó de que un hombre estaba en el interior de su vehículo ardiendo. El varón, de 47 años, se encontraba en estado de shock. 

Los hechos sucedieron sobre las 15:15 horas en la calle Comarca Ribera del Tajo de Mérida. El hombre estaba totalmente paralizado y con el cierre centralizado echado, poniendo en peligro inminente su vida y la de las personas que se encontraban alrededor. 

Aprovechó un momento en que bajó la ventanilla

Ante las indicaciones del agente para que saliera del mismo, esta persona hacía caso omiso, aprovechando un momento en que bajó la ventanilla para introducir el brazo y abrir la puerta del vehículo ardiendo, para de forma inmediata sacar a dicha persona del interior.

"Me acerco al vehículo, intentamos convencerle de que abra la ventana, y tras varios momentos consiguió abrir la ventanilla y aprovecho y meto la mano por dentro y abro la puerta para acceder al interior del mismo", cuenta Andrés.

Gracias a su acción, y al destino en el que Andrés cree, ese hombre puede seguir con vida. "Gracias a esa vecina, a mí por estar allí y gracias a como salió todo, a día de hoy, este vecino se encuentra con nosotros"

Lo volvería a hacer una y mil veces más

En sus 15 años de servicio nunca se había encontrado con un suceso igual. "Lo volvería a hacer una y mil veces más, es una cosa que no dudaría nunca", afirma.

Para él ha sido todo un honor y "un orgullo" poder sacar a esta persona y salvarle así la vida. "Es la parte bonita que tenemos en nuestro trabajo, cuando hacemos este tipo de intervenciones", asegura.

El hombre fue trasladado a un centro sanitario y se encuentra en perfecto estado.
 

Más Información
Imagen

Un policía fuera de servicio salva a un hombre de quemarse en un coche ardiendo

Comentarios