25 Marzo 2021, 12:04
Actualizado 25 Marzo 2021, 12:04

La actividad es fruto de la colaboración con el programa Erasmus Plus de Economía Circular y Turismo Sostenible, en el que participan centros de distintos países europeos. Desde el mes de enero han llevado a cabo distintas acciones con el objetivo de reducir su huella de carbono.

Para eso, los alumnos del IES Saénz de Buruaga  han plantado ejemplares de granados, acebuches, encinas y madroños en el parque Nueva Ciudad, cercano al centro educativo. 

El objetivo de esta actividad es doble. Por un lado, reducir la huella de carbono, ya que cada árbol absorbe media tonelada de CO2, y por otro concienciar a los jóvenes e implicarles en el cuidado del medio ambiente.

 

Comentarios