22 Septiembre 2021, 11:26
Actualizado 22 Septiembre 2021, 11:28

El martes, Extremadura comenzó a administrar la tercera dosis de la vacuna contra la covid a los más de 12 mil mayores que viven en las residencias de la comunidad. La vicepresidenta de la Sociedad Extremeña de Geriatría y Gerontología, Raquel Ortés, considera que la tercera dosis "evita la posible pérdida de la efectividad que se produce con el paso del tiempo y se refuerza a un colectivo con el sistema inmunitario débil", lo que puede contribuir a que en las residencias aparezcan menos brotes
 
La experta asegura que la vacuna ha funcionado bien y aunque reconoce que los 74 fallecimientos producidos en residencias durante la quinta ola "es una cifra muy alta", puntualiza que "están muy lejos del millar de muertes que se produjo antes de la campaña de vacunación".

En esta quinta ola, Raquel Ortés cree que ha influido la aparición de nuevas variantes, como la delta, y un relajamiento de las medidas de prevención motivado por un "exceso de optimismo".

Ortés considera que con las terceras dosis y los datos de incidencia actuales a la baja sí que "se puede suavizar el régimen de visitas, pero manteniendo las medidas de prevención", unidas a "una estricta vigilancia de síntomas, los grupos de convivencia y, en el caso de sospecha de infección, la sectorización de pacientes". 

Además, la vicepresidenta de la Sociedad de Geriatría aboga por la administración de una tercera dosis también para los cuidadores de las personas institucionalizadas una vez que se haya completado la vacunación de la población general.
 

 

Comentarios