7 Febrero 2021, 14:54
Actualizado 7 Febrero 2021, 14:54

Falta solo una semana. Está previsto que el día 15 de febrero arranque la vacunación a los dependientes de grado III que viven en sus propios domicilios y en Salud Pública apuran los días organizando una vacunación que no se presenta nada fácil, tal y como reconoció esta semana el consejero de Sanidad. José María Vergeles dijo que "no es lo mismo vacunar a la población en general que puede trasladarse al centro de salud, que movilizar a los grandes dependientes". 

José María Vergeles, consejero de Sanidad
José María Vergeles, consejero de Sanidad

El principal inconveniente es que la mayor parte de los grandes dependientes están encamados. ¿Se les vacunará en sus casas? Sanidad maneja otros planes. El consejero de sanidad ha asegurado que "la dificultad más importante es que las dosis, que las vacunas, no se pueden mover. Es decir, que no nos podemos desplazar domicilio a domicilio. Estamos estableciendo el cauce para que esas personas, en situación de grado tres de dependencia, acudan a los centros sanitarios a vacunarse".

Desde la asociación extremeña de empresas de atención a la dependencia no verían mal que aquellos dependientes que no pueden moverse se quedasen sin vacunar. El presidente de la asociación, Manuel Guerrero, cree que "recibiendo la vacuna los convivientes y el personal de ayuda a domicilio sería suficiente para proteger al dependiente".

 

Dificultad de acudir casa a casa

Para vacunar puerta a puerta hay un problema. Los botecitos de las vacunas son altamente sensibles. "Una vez abiertos, no se pueden agitar", recuerda la directora de enfermería del hospital de Mérida, Paula Salamanca.  Por eso, el transporte casa por casa es casi imposible. Y la planificación tiene que ser exhaustiva por barrios o por pueblos.

Paula Salamanca, directora de enfermería en el Hospital de Mérida
Paula Salamanca, directora de enfermería en el Hospital de Mérida

Otra pregunta que surge estos día es ¿qué pasará con los dependientes grado II que estén a la espera de ser valorados y continúan con un expediente abierto para pasar a grado III?. En principio, no recibirían la vacuna ahora.

Estas y otras dudas tendrán que resolverse en una semana porque el plan es que a partir del día 15, grandes dependientes y su cuidadores comiencen a vacunarse. Y no es un grupo menor, son unos 8.000 extremeños. 
 

 

Comentarios

Maria (no verificado)
Lun, 08/02/2021 - 23:27

Hay pueblos del norte de Cáceres que todavía no han puesto ni una sola vacuna, a las personas mayores que viven sus domicilios. Byeno ni en el pyeblo entero no han vacunado a nadie