28 Febrero 2021, 15:00
Actualizado 28 Febrero 2021, 15:00

"Hago 40 años el día 12 por lo que solo dispongo de una oportunidad". "Pongo en su conocimiento que las listas de espera son interminables". "Cada vez es más larga y ante un tratamiento de este tipo el tiempo corre en nuestra contra". Son algunos de los testimonios de las decenas de reclamaciones que tanto el defensor del paciente como el propio centro de reproducción humana asistida han recogido estos últimos meses, incluso recientemente han llegado a crear una petición en change.org

"Qué te enteres que van por noviembre de 2019, te da un bajón"  

Mari Carmen es una de ellas, tiene 35 años y llego aquí tras intentarlo por la privada que asegura sentirse "abandonada porque al tiempo del tratamiento se suma que de un año para otro nuestros niveles hormonales decaen".   

Carmen y Miguel
Carmen y Miguel quieren ser padres

 

Así se sienten muchas, sobre todo aquellas usuarias con 40 años o más. Es el caso de Carmen y Miguel que ven como día a día su esperanza de tener descendencia está cada vez más lejos y es que dicen, "qué te enteres que van por noviembre de 2019, te da un bajón".   

El SES se compromete a agilizar el proceso

Piden agilizar las listas con más turnos, derivaciones a la privada o contar con los diferentes centros de salud y hospitales de la región. Desde el SES reconocen atrasos y lo achacan a la pandemia que obligo a un cierre durante tres meses y se compromete a reducir las listas. Aseguran que se reformarán y ampliarán los espacios del centro, aumentarán los recursos y profesionales para ampliar la actividad. También implicarán a los diferentes hospitales y centros de salud en el proceso para agilizarlo.

Cocha Gutiérrez, subdirectora de Atención especializada del SES
Cocha Gutiérrez, subdirectora de Atención especializada del SES

Respecto a las usuarias con 40 años cumplidos se comprometen "a terminar con ellas un ciclo de fecundación y estudiar caso por caso para acceder a más tratamientos", ha explicado la subdirectora de atención especializada del SES, Concha Gutiérrez. 
 
En caso negativo, a estas mujeres solo les quedaría realizar el tratamiento en la privada donde cada inseminación ronda entre los 4.000 y 6.000 euros. Demasiado para algunos bolsillos.
 

 

Comentarios