3 Junio 2021, 11:39
Actualizado 3 Junio 2021, 11:39

La Guardia Civil de Villanueva de la Serena detuvo a dos vecinos del municipio cacereño de Casar de Miajadas, como presuntos autores de los delitos de cultivo, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

Dentro de los controles habituales de la Guardia Civil para erradicar el cultivo y tráfico de drogas, los agentes averiguaron que en una vivienda del municipio pacense de Yelbes se estarían dedicando al cultivo de marihuana que posteriormente distribuían y vendían en diferentes municipios extremeños.

Invernadero con 600 plantas

Con la ubicación del inmueble, se establecieron dispositivos de control en sus inmediaciones y averiguaron la identidad de sus inquilinos, dos hermanos, vecinos del municipio cacereño de Casar de Miajadas.

A principios de la pasada semana y con la correspondiente autorización judicial, se registró el inmueble donde los agentes hallaron un invernadero “Indoor” perfectamente acondicionado para el cultivo de las 592 plantas de marihuana que se encontraban en su interior.

El invernadero 'indoor' estaba enganchado de forma ilegal a la red eléctrica

Enganches ilegales a la luz 

La instalación contaba con enganches ilegales a la red eléctrica que abastecía de energía a los aparatos, máquinas, transformadores y otros elementos del invernadero.

En el registro de la vivienda también se hallaron dos básculas de precisión y 537 gramos de cogollos de marihuana empaquetados y dispuestos para su venta.

Los detenidos han sido puestos a disposición del Juzgado de Instrucción número 2 de Don Benito que instruye el casos. Se les instruyeron diligencias por delitos de cultivo, tráfico de drogas y defraudación de fluido eléctrico.

 

Comentarios