5 Noviembre 2021, 12:18
Actualizado 5 Noviembre 2021, 14:51

Los usuarios de residencias de mayores volverá a ser los primeros en vacunarse, en esta ocasión por la campaña contra la gripe. Se trata de uno de los grupos de población de mayor riesgo. Para ellos habrá disponible unas 15.000 dosis que comenzarán a administrarse a partir del lunes. Dos días después habrán llegado ya las dosis restantes, más de 250.000, a los distintos centros de Salud, donde podrá vacunarse a la población en general. 

El objetivo, llegar al 75% de la población diana y evitar 80.000 enfermedades a través de la administración de dosis. De ahí la llamada a la vacunación y a extremar las precauciones que mantenemos ahora en pandemia.

Se pretende no solo proteger a los grupos de riesgo sino romper la cadena de contagio entre los profesionales más expuestos como sanitarios, docentes y trabajadores esenciales. Por ello, el consejero de Sanidad, José María Vergeles, anima a acudir a ponerse esta vacuna.

Covid y gripe

Una vacuna que, en algunos casos, coincidirá con la tercera dosis contra la COVID, en cuyo caso se administrarán en brazos diferentes. Si se administran de manera separada, deberá pasar al menos una semana entre una y otra vacuna.

Grupos diana

Como cada año, habrá especial atención a los grupos vulnerables: mayores de 60 años, enfermos crónicos o inmunodepremidos, pacientes con enfermedades cardiovasculares, hematológicas, respiratorias, hematológicas o metabólicas y colectivos profesionales esenciales y sanitarios o cuidadores. También en ese grupo se incluye a los menores nacidos prematuramente o con alguna enfermedad grave y a las embarazadas. El SES pide que acudan a la cita por los beneficios y protección para ellas y sus bebés, también en el periodo de lactancia.

En cuanto a los menores de entre seis meses y cinco años, el SES aclara que no están incluidos en el calendario vacunal de la gripe. Solo es una recomendación de la Asociación de Pediatría que tiene que respaldar un médico y cuya vacuna debe ser adquirida en una farmacia bajo prescripción. 

Vergeles insiste en que la mejor manera de prevenir la enfermedad es seguir manteniendo las medidas de seguridad e higiene aprendidas por la COVID. 

Comentarios