20 Enero 2022, 21:43
Actualizado 20 Enero 2022, 21:53

Hoy en el centro de salud de Jerez de los Caballeros no solo se han visto batas blancas. Los vecinos que se han acercado a recibir su dosis contra el COVID-19 se han encontrado a nuevos portadores de agujas: militares de la Brigada Extremadura XI que desde este jueves se incorporan a las tareas de vacunación en Extremadura para reforzar el servicio del SES. 

Buena acogida 

"La verdad es que la gente nos ha acogido con mucha naturalidad. Aunque en algunos casos concretos nos preguntaban por algún conocido suyo del ejército o recordaban su paso por la mili", nos cuenta Sergio Vázquez, capitán enfermero de la Brigada Extremadura XI

"Alguno nos preguntaba por conocidos o recordaba su paso por la mili"

Para el ejército, que durante estos dos años ha ayudado en la desinfección de edificios o en el rastreo de positivos, este es un trabajo más dentro de su servicio a la sociedad. "En mi caso estuve ayudando en el rastreo, pero estamos preparados para esto, fíjese que nosotros habitualmente vacunamos a todos los militares que se van de misión de 3 o 4 vacunas diferentes", asegura el militar. 

Sin fecha de finalización

Ahora mismo hay dos equipos de vacunación del ejército que apoyarán el trabajo del SES en las áreas de salud de Badajoz y Cáceres. ¿Hasta cuándo? "Pues no lo sabemos, pero tenemos disposición para seguir vacunando hasta que lo determine la autoridad sanitaria, es nuestro trabajo", nos cuenta Sergio Vázquez. 

Comentarios