29 Marzo 2021, 21:18
Actualizado 29 Marzo 2021, 21:18

Este fin de semana se han impuesto 244 sanciones en Extremadura por incumplir las medidas sanitarias contra la COVID-19. La mayoría por fiestas ilegales.

Las más numerosas, en un establecimiento hostelero de Almendralejo y en una casa desocupada de Fuente de Cantos. En ambas reuniones se superaba la veintena de personas.

Dos detenidos en Almendralejo

En la fiesta de Almendralejo, hubo que detener además a dos personas que atentaron contra dos de los policías locales que intentaban desalojar a los asistentes. Los arrestados son los dueños del establecimiento, de 30 y 52 años. En la fiesta ilegal había casi una veintena de personas, de las que 14 fueron sancionadas. El resto, huyó del local. 

Pero no ha sido la única reunión fuera de la ley que tuvo lugar este fin de semana en la capital de Tierra de Barros., En otra fiesta privada, se propuso para sanción a otras 7 personas.

En una vivienda desocupada

Y en una vivienda desocupada de Fuente de Cantos, se sorprendió a otra veintena de jóvenes. Algunos, menores de edad. Según los agentes, se encontraban en el interior de la casa consumiendo alcohol, sustancias estupefacientes y sin cumplir ninguna medida sanitaria. No llevaban mascarilla, no respetaban la distancia social, no respetaban el toque de queda y excedían el aforo permitido.

Menores también había, ocho, en la fiesta ilegal de un chalet en Malpartida de Cáceres. Localidad cerrada perimetralmente por la alta incidencia del virus. Y en Mérida, un grupo de 21 personas pretendía acampar en la casa de campo. Todos eran integrantes de la misma familia. 
 

 

Comentarios