14 Junio 2021, 17:58
Actualizado 14 Junio 2021, 17:58

El presidente de la Junta de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, se ha comprometido a construir el aeródromo de Cáceres, limitado a uso deportivo y privado y que prevé 2.500 movimientos de pequeñas avionetas al año, si la Declaración de Impacto Ambiental (DIA) es positiva.

El Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana sometió a información pública el Estudio de Impacto Ambiental en marzo de 2020. “Mi compromiso es que cuando esté tiramos para adelante”, ha manifestado Vara, a preguntas de los medios este lunes durante la inauguración de la Ronda Sureste. Además, ha avanzado que el resultado de esa DIA “se prevé para este verano, aunque no conviene aventurarse”, ha advertido.

El proyecto, que anunció el expresidente de la Junta, José Antonio Monago, consiste en la construcción de una pista de vuelo de 1.600 metros de longitud y 30 metros de anchura, una franja de pistas de 80 metros de anchura y una calle de rodaje perpendicular a la pista. Esa vía de rodaje conectará con una plataforma de 35.000 metros cuadrados, donde se establecerá una zona para el estacionamiento de aeronaves a la intemperie, espacios comunes y, por último, otra zona para la construcción de hangares. Harán uso avionetas de pequeño peso, que no superen los 5.000 kilogramos al despegue.

 

 

Comentarios