EXTREMADURA
16 Abril 2021, 13:27
Actualizado 16 Abril 2021, 13:27

En Extremadura, el rechazo a las vacunas frente al Covid-19 no llega ni al 1% de la población. El SES cifra esa negativa en un 0,79%. Los ciudadanos, lejos de no quererse vacunar, parecen estar deseándolo o, al menos, consideran que los beneficios son mayores a los riesgos.

Sin embargo, siempre hay quien tiene ciertas reticencias y dudas ante este proceso. Consideran que detrás de las vacunas hay intereses económicos y que aún deben hacerse más estudios para garantizar su seguridad. 

Es el caso de Maria. Es un nombre ficticio porque no quiere ser reconocida. Nos ha contado su testimonio. Ha señalado que "no quiere ser cobaya de nadie" y que "aún no se ha ensayado suficientemente la vacuna". Añade que "somos conejitos de indias y que existen intereses creados por las farmacéuticas, que nos están engañando". 

La entrevistada asegura, de igual forma, que no cree que exista ya una vacuna eficaz para el Covid cuando hay enfermedades que llevan años y aún no hay solución para ellas. Eso si, asegura que "ella no es negacionista" y que, por supuesto, "tiene respeto al virus". "Yo utilizo mascarilla y geles, pero lo de meterme un fármaco en el cuerpo, eso no. Cuando esté más avanzado todo", apunta.

Yo utilizo mascarilla y geles, pero lo de meterme un fármaco en el cuerpo, eso no. Cuando esté más avanzado todo"

Ella no quiere vacunarse. Es la misma decisión que han tomado en la región 1.842 personas más. En la región se han vacunado ya más de 232.600 personas. 

"Más ventajas que riesgos"

Ante el rechazo a la vacuna, los expertos son claros y contundentes. Gregorio Montes, epidemiólogo, recuerda que en Extremadura ya hay más de 1.700 victimas de covid y, por ahora, no se ha registrado ningún caso grave registrado en la comunidad por la administración de la vacuna.

De igual manera, explica que si las autoridades sanitarias han dado el visto bueno es porque es eficaz y positiva. "Ponerse la vacuna trae más beneficios que riesgos", añade. Y no solamente para quien se la pone, también para su entorno. 

El experto apunta que "las vacunas son seguras y eficaces" y que "el riesgo es menor que todos os riesgos que corremos si contraemos la enfermedad". E incide en que, a su juicio, es una postura egoísta no hacerlo. "Yo no conozco a nadie que le haya tocado el Gordo de la Lotería, pero tampoco sé de gente que haya tenido consecuencias graves en la región", apostilla. 

"Yo no conozco a nadie que le haya tocado el Gordo de la Lotería, pero tampoco sé de gente que haya tenido consecuencias graves en la región"

En las consultas de atención primaria, la mayor parte de la gente lejos de negarse a las vacunas están esperando ansiosos la llamada de su cita. Carlos Arjona, médico, ha comprobado que los pacientes tienen dudas y preguntas sobre si se la pueden poner o no. Una vez informados, dan el paso. Y añade otro aspecto fundamental. Indica que cuántas más personas haya inmunizadas, antes se podrá parar la pandemia. "La vacuna evita que se extienda más el Covid y sobre todo sus variantes", dice Arjona. 

"La vacuna evita que se extienda más el covid y sobre todo sus variantes"

Los expertos aseguran que las opciones de que nos pase algo es mínima frente a los beneficios que tiene para quien se pone la vacuna y su entorno. En la región, ha habido más rechazo a Pfizer que a Astrazeneca. La que menos rechazo ha tenido es la fórmula de Moderna. 

¿Hay una segunda oportunidad?

Según el SES, 1.352 habrían declinado ponerse Pfizer cuando les tocaba; 415 AstraZeneca; y 76 Moderna. No obstante, apunta la propia consejería, eso no quiere decir que hayan rechazado la vacuna por la marca. Sencillamente la mayoría de ellos rechazan de plano ponérsela en este momento, más allá de la farmacéutica que les toque. También hay quien tiene ahora reticencias y prefiere esperar algo más de tiempo para ponerse algunas de las dosis aprobadas contra el Covid-19.

En esos casos, el SES explica que las personas que rechazan vacunarse con la vacuna que le hayan prescrito pasan a ocupar un listado sobre el que se actuará al final del proceso para ver si han cambiado de opinión. También pueden acudir a vacunarse en los llamamientos que algunas áreas de salud a demanda y sin cita previa para los nacidos en un año concreto. Eso sí, no hay posibilidad de ponerle otra dosis que la prescrita en el plan de vacunación. Al menos, de momento.

 

 

Comentarios