21 Febrero 2022, 15:56
Actualizado 21 Febrero 2022, 15:56

El bando municipal que regula este año el Carnaval, ha puesto fin al conflicto abierto estas semanas entre el Ayuntamiento de Badajoz y los artefactos.

Fue publicado ayer. Y aunque en él se recoge que estos vehículos deberán llevar, entre otros documentos, el polémico certificado de reforma de importancia, que acredite las modificaciones realizadas, a continuación se añade otro punto, en el que se aclara que "en todo caso, los artefactos estarán autorizados para acceder y desfilar en las actividades programadas, acceder a las zonas carnavaleras cuando su tránsito no suponga una situación de riesgo añadido por el cúmulo de público asistente, quedando habilitadas las distintas unidades de Policía Local, para tomar las medidas que estimen necesarias para garantizar la seguridad vial". 

"Podrán acceder a estas zonas, poner música y funcionar como lo hacen normalmente, pero desde su punto base hasta esas zonas deberán hacerlo de la manera más directa posible"

El concejal de Fiestas, Francisco Javier Gutiérrez, señala que de esta forma "podrán acceder a estas zonas, poner música y funcionar como lo hacen normalmente, pero desde su punto base hasta esas zonas deberán hacerlo de la manera más directa posible, y sin accionar ningún elemento como la música o las luces"

Desconvocan la concentración

Esta solución intermedia ha contentado a la Federación Extremeña de Artefactos, que ha cancelado una concentración que tenían convocada para hoy. Su presidente Enrique Vidarte, señalan que ellos no querían llegar a ese punto, porque no beneficia a la ciudad.

Están contentos, pese a todo lo que ha pasado, porque "al final se soluciona la cosa". Lo darán todo, asegura, en los desfiles y en la calle "que nos hayan abierto ese circuito cerrado y poder movernos con libertad, nos ha quitado un peso de encima". Lo único que quieren, es "poder disfrutar de la fiesta con la mayor normalidad posible" y más este año que se estrena el título de Interés Turístico Internacional. 

"Que nos hayan abierto ese circuito cerrado y poder movernos con libertad nos ha quitado un peso de encima"

La desconvocatoria, para el concejal de Fiestas, es una muestra del buen hacer y la buena disposición que todo el mundo tienen por el Carnaval de Badajoz. 

Ambas partes están dispuestas a sentarse a partir del 2 de marzo para abordar con tiempo, las normas y su situación para las próximas ediciones.

 

Comentarios