22 Junio 2021, 21:26
Actualizado 22 Junio 2021, 21:26

El Consejo de Ministros ha aprobado los indultos a los presos del procés y mañana podrían quedar ya en libertad.

El presidente del Gobierno, en una declaración institucional sin preguntas, ha defendido esta medida de gracia porque es "de utilidad pública" y ha apelado al espíritu de concordia de la Constitución para justificarla. 

Una medida, ha dicho Pedro Sánchez, que no exige que los indultados cambien sus ideas, pero sí que las enmarquen dentro de la legalidad. Y una medida, ha añadido, que abre un nuevo tiempo de diálogo.

Indultos parciales y condicionados

Se trata de indultos parciales y condicionados para los nueve líderes independentistas que aún permanecen encarcelados. Tras más de 1.300 días de cárcel, se les conmuta la pena prisión pero seguirán inhabilitados. Además, los indultos se revocarán en el caso de que alguno de los beneficiados cometa delitos de gravedad.

La decisión del Gobierno ha generado una cascada de reacciones. Desde Extremadura, el presidente de la Junta, Guillermo Fernández Vara defiende la medida como el "medio" para conseguir la unidad de España, pero reconoce que "no es lo que mejor le viene al PSOE y a sus intereses electorales, pero es, lo que creemos, que mejor le viene a España".

Vara: "No es lo que mejor le viene al PSOE y a sus intereses electorales, pero es, lo que creemos, que mejor le viene a España"

Mientras, el presidente del PP extremeño, José Antonio Monago considera que hoy es "un día triste para la democracia, porque el presidente del Gobierno, el señor Sánchez, ha consumado los indultos de la vergüenza y ha permitido que se humille a todo el Estado".

Monago: "Un día triste para la democracia, porque el presidente del Gobierno (...)ha permitido que se humille a todo el Estado"

Casado recurrirá y Aragonés advierte

A nivel nacional, la oposición rechaza los indultos. PP y C's han anunciado su intención de recurrir ante el Tribunal Supremo. Y VOX apela a una moción de censura para sacar a Sánchez de la Moncloa.

Desde Cataluña, por su parte, aplauden el gesto del presidente y aceptan la invitación a negociar, pero marcan líneas rojas. El presidente de la Generalitat, Pere Aragonés, dice que "es la hora de la amnistía y del derecho a la autodeterminación. Es la hora de un referéndum acordado". Y añade que los líderes del procès "salen con la voluntad reforzada de reconstruir la república catalana".

Reacciones políticas a unos indultos que, tras la firma del Rey y su publicación en el BOE, se ejecutarán de manera inmediata. De forma que previsiblemente mañana los indultados sean puestos en libertad.

Temas
 

Comentarios