11 Noviembre 2021, 21:16
Actualizado 11 Noviembre 2021, 21:16

Entrar en una librería es despertar nuestros sentidos. El olor a libro nuevo nos hace imaginar el sonido de historias y ver sus portadas nos permite tocar mundos imaginarios. Es buscar y encontrar conocimiento. Es alimentar el alma. Y todo acompañado por la sabiduría, el amor por la lectura y el buen trato del librero. Un oficio que tiene mucho de filantropía y de responsabilidad social. Son ellos, los libreros, vehículos de cultura. 
 
Después de diez ediciones, el Día de las Librerías se fija en el calendario en este 11 de noviembre. Una fecha para hacer de estos espacios lugares de proximidad para la cultura, sin algoritmos virtuales. Espacio también para crear nuevos y futuros lectores. Espacio en definitiva para cultivar la sociedad. 
 

 

Comentarios