16 Abril 2021, 15:34
Actualizado 16 Abril 2021, 16:21

Sin duda, la pandemia ha cambiado muchas cosas. También la forma de comunicarnos. Este viernes 16 de abril se celebra el Día Mundial de la Voz, una jornada en la que los especialistas informan a la población sobre los hábitos saludables para cuidar nuestra salud y, sobre todo, nuestra voz. Con las mascarillas puestas, nuestra voz también sufre y se adapta. 

En estos tiempos, las conversaciones se hacen más difíciles. Quién no ha dicho últimamente que no oye bien cuando su interlocutor lleva mascarilla. Ahora es mucho más complicado hacernos entender. Sólo nos vemos los ojos al hablar. Julio García, director de comunicación de "Casaverde", en Mérida, señala entendemos peor lo que nos dicen porque no vemos los movimientos de los labios de la otra persona. Además, las mascarillas son filtrantes y el sonido sale peor. 

Usamos más el teléfono 


Durante la crisis sanitaria, ha aumentado la utilización de los móviles, de las videollamadas y de todas las plataformas posibles para escuchar a los que están lejos. "Hay un cambio en la comunicación, ha dado un giro al online, la comunicación presencial ha pasado a ser virtual", añade. En los últimos meses, ha crecido y mucho la utilización de las llamadas telefónicas, porque la gente necesitaba saber de los suyos y escucharles. Esa es la mejor forma de saber cómo están.   

Ahora, más que nunca, es importante cómo trasladamos nuestros mensajes. También podemos abrazar y querer hablando. El tono que utilicemos dirá mucho de lo que queremos expresar. En estos momentos, en donde las barreras crecen, es importante la forma en la que trasmitamos lo que queremos decir. Hablar bajo es una forma de mostrar cariño, mientras el grito o elevar la voz aleja a la otra persona, recuerda García, que recuerda que "con la voz, también podemos tocar a los otros". 

Mamparas y distancia nos alejan de los nuestros. Aun así, sentir una voz amiga al otro lado siempre reconforta. Es la mejor manera de seguir en contacto y sentir que la distancia no es tanta. 

 

Comentarios