7 Junio 2021, 17:29
Actualizado 26 Julio 2021, 12:22

Extremadura lidera la producción de hoja de tabaco, que se concentra principalmente en el norte cacereño. Pero hace años este cultivo tenía un peso muy importante también en la provincia de Badajoz, concretamente en Medellín. En los años 80, por ejemplo, se llegaron a producir casi 2 millones de kilos. Más de 200 agricultores se dedicaban al tabaco. En contraste, este año oficialmente nadie lo ha plantado.

A finales de los 60, Medellín era líder en la producción de hoja de tabaco en la provincia de Badajoz.

El cultivo del tabaco Burley o negro en esta localidad se inicio en 1942. Poco a poco se extendió a lo largo de las Vegas Altas de Guadiana. A finales de los 60, Medellín era líder en la producción de hoja de tabaco en la provincia de Badajoz. En los años 80 nació la cooperativa Tabazur y, con ella, la variedad Virginia o tabaco rubio. La producción de ambas variedades se acercaba en aquella época casi a los dos millones de kilos.

¿Cuáles son las causas de su abandono?

Domingo Haba nos explicaba que la época dorada del tabaco en la zona fue entre 1975 y 2000. "Luego ya empezó a bajar el cultivo, empezó a introducirse el tomate, que tenía más rentabilidad por hectárea que el tabaco. Entonces fue sustituyéndolo y ya hoy lo ha sustituido del todo", nos cuenta.

"Luego ya empezó a bajar el cultivo, empezó a introducirse el tomate, que tenía más rentabilidad por hectárea que el tabaco"

En esa época dorada más de 200 agricultores se dedicaban al cultivo del tabaco, que se convirtió en un fenómeno social. Llegaron a plantarse más de 500 hectáreas. Uno de ellos, Francisco Fernández, tiene actualmente 84 años y recuerda que "el tabaco fue lo que empezó a darnos de comer, las cosas hay que decirlas como son. Para mí fue una época buena, porque ya empezamos a vivir, a fuerza de mucho sacrificio".

"El tabaco fue lo que empezó a darnos de comer, las cosas hay que decirlas como son. Para mí fue una época buena,

Sacrificio repartido entre toda la familia, como nos contaban Soledad Gallego y María Ángeles Rodríguez. "Todo el mundo iba a cortar tabaco, todo el mundo enristraba. Todo el mundo, era la economía que había aquí por entonces; en verano no había otra cosa. La economía principal era el tabaco porque era lo único que daba dinero", explican.

El ocaso del tabaco

Pero la producción de hoja de Tabaco en Medellín comenzó a caer en los años 90 y posteriores, entre algunos motivos por el boom de otros cultivos mejor pagados y más mecanizados. Ya en 2010 la producción de tabaco rondaba los 100.000 kgs, y se redujo posteriormente hasta los 24.000 con solo 6 agricultores encargados de su plantación. En el año 2020 tan solo lo hacen 2 agricultores, que llegan apenas a los 5.000 kgs. 

Ya en 2010 la producción de tabaco rondaba los 100.000 kgs, y se redujo posteriormente hasta los 24.000 con solo 6 agricultores encargados

Este año 2021 oficialmente nadie ha plantado tabaco en Medellín. El cultivo se ha perdido, pero todavía se recuerda el aroma de las plantas en el pueblo.

Comentarios