20 Abril 2021, 18:59
Actualizado 20 Abril 2021, 18:59

En la Tercera extremeña, la historia curiosa del fin de semana la protagonizó David Moraga. Es futbolista del Valdivia, pero, cosas del destino, al equipo le hacía falta un portero. El titular, está sancionado y, el suplente, lesionado.

A Moraga, central del conjunto de Vicente Fernández, no se le da mal la portería. Parece que le viene de familia, su padre, fue portero del Don Benito. Ahora, le va a tocar estar bajo palos, dos jornadas más.

El futbolista, fue encontrándose mejor a medida que pasaban los minutos. "Antes de empezar, sí tenía nervios pero, después, se fueron", confesó a Extremadura Deportes. Al partido del pasado domingo, llegó bien preparado. "Desde principios de la semana, estuve entrenando con el preparador de porteros".

Más Información
Imagen
David Gómez atendiendo a Extremadura Deportes
my image

David Gómez: El delantero portero del Guareña

 

Comentarios