El crimen de San Valentín y Compañeros de piso
Viernes, 3 Noviembre 2017

Septiembre de 2009. Los vecinos de la barriada de San Antón, en Mérida, alertaron a la policía por el fuerte olor que desprendía el interior de una vivienda. Tras la puerta de aquel inmueble los agentes se toparon con uno de los casos más macabros ocurridos en Extremadura. El 14 de febrero de 2011, el Día de los enamorados, asesinaron a un conocido empresario de Logrosán mientras dormía. Dentro de la casa tan solo estaban la mujer y un hijo. Un caso cuya investigación duró más de cuatro meses y que terminó siendo uno de los más curiosos a los que se ha enfrentado la Guardia Civil.