BADAJOZ
21 Septiembre 2020, 22:40
Actualizado 21 Septiembre 2020, 22:40

Este lunes ha entrado en vigor el decreto publicado por la Junta de Extremadura que aplica una serie de restricciones en la ciudad de Badajoz para evitar que la Covid-19 se extienda de manera descontrolada.

En esta primera jornada la gerente del Área de Salud de Badajoz ha aprovechado para lanzar un mensaje de responsabilidad, tranquilidad, confianza y optimismo. En una entrevista en directo en la segunda edición del informativo de Canal Extremadura TV, Irene Manjón ha puesto el foco en cada uno de los ciudadanos pacenses y en su responsabilidad para revertir esta situación y frenar los contagios.

"Hay que transmitir que esta pandemia es el enemigo con el que se puede con distancia social, mascarilla y lavado de manos", ha remarcado la responsable sanitaria.

En este sentido, Manjón no ha querido acusar al ocio ni a ningún otro sector comercial, sino que ha afirmado que "lo que hagamos cada uno mejorará la calidad de vida de todos".

22 brotes cerrados

La gerente del Área de Salud de Badajoz ha precisado que la situación ahora mismo en la ciudad de Badajoz es de "transmisión sostenida al alza" y de "prevención del descontrol", de lo que se deduce que no estamos ante un panorama descontrolado.

Manjón ha querido resaltar que las autoridades sanitarias están trabajando para que no se llegue a ese extremo, precisamente después de haber conseguido cerrar 22 brotes en la capital pacense desde julio y haber realizado un seguimiento a más de 1.500 personas confinadas.

Por eso, justifica la puesta en marcha de una serie de restricciones en la ciudad. Al menos hasta el 5 de octubre, plazo que Manjón confía en no tener que prorrogar.

Aforos, reuniones privadas y eventos

Las principales limitaciones afectan a la hostelería, el comercio, los eventos públicos y multitudinarios, y a las reuniones privadas. Así se reducen a más de la mitad los aforos en centros comerciales, tiendas, bares y restaurantes.

También hay topes máximos en celebraciones como bodas, bautizos y comuniones, y cualquier acto multitudinario no podrá superar en ningún caso las 400 personas.

Además, no están permitidas las reuniones de más de 10 individuos tanto en público como en el ámbito familiar o privado.

Comentarios