21 Octubre 2020, 15:26
Actualizado 21 Octubre 2020, 15:26

Las trabajadoras de la residencia de mayores de Mata de Alcántara, en la provincia de Cáceres, han denunciado ante los tribunales que llevan meses sin cobrar. Hasta cinco nóminas les deben a algunas empleadas. Una situación que les está provocando estrés y ansiedad.

La empresa Sansueña dice que pagará cuando pueda 

La empresa Sansueña, encargada de la gestión, achaca estos impagos a un desequilibrio presupuestario tras bajar el número de usuarios del centro por la pandemia. Además sostienen que han tenido que hacer más contrataciones de personal. El director del centro, Carlos Macías, asegura a esta emisora que irán pagando a las trabajadoras cuando puedan y considera que el ayuntamiento de la localidad debería hacer frente a ese desequilibrio presupuestario.

El ayuntamiento cree que no hay voluntad de solucionar este problema 

El alcalde de la localidad cacereña, Luis Amado Galán, dice que le han propuesto a la empresa concesionaria de la residencia municipal que firme un documento para permitir que el ayuntamiento pueda pagar a esas trabajadoras directamente. Algo, matiza el primer edil, a lo que Sansueña se habría negado. Esta fórmula facilitaría el cobro a las empleadas que llevan meses sin percibir su salario. El ayuntamiento, según informa a Canal Extremadura Radio,  seguirá ingresando puntualmente como viene haciendo cada mes la cantidad que le corresponde por el número plazas ocupadas en la residencia de mayores. Cree Amado Galán que tras la negativa de Sansueña a permitir el pago directo a las trabajadoras, el problema no se solucionará. La empresa tiene contrato hasta mayo del próximo año.

Estos problemas de impagos a trabajadoras se están viviendo en otras residencias de mayores de Extremadura, la mayoría comparten una característica común: son de titularidad pública y gestión privada.

 

Comentarios

Anónimo (no verificado)
Mié, 21/10/2020 - 22:17

creo que antes de escribir una noticia de estas características, el periodista deberia de contrastar las opiniones, a menos claro, que vaya hacer caso a los alcalduchos de poca monta