3 Octubre 2020, 16:00
Actualizado 3 Octubre 2020, 16:00

Madrid capital y las otras nueve ciudades más pobladas de la Comunidad han amanecido este sábado confinadas perimetralmente para contener el avance del coronavirus. Tras varios días de incertidumbre, hoy muchos extremeños que residen y trabajan en las zonas confinadas se preguntan si las nuevas medidas serán eficaces.

Estefanía Rodríguez, una joven de Navezuelas que vive en Móstoles pero trabaja en la capital, ha asegurado a Extremadura Noticias que su empresa va a intercalar semanas de teletrabajo y trabajo presencial a sus empleados y “nos han hecho un salvoconducto para poder ir a la oficina si nos para la policía”.

“Nos han hecho un salvoconducto para poder ir a la oficina si nos para la policía”

Y aunque muchos entienden las medidas para controlar el virus, quienes no pueden teletrabajar y necesitan desplazarse en metro a su puesto de trabajo recuerdan la dificultad de mantener la distancia social. Es el caso de Sandra Calvo. Ella también es de Navezuelas pero en su caso “tengo que ir a trabajar todos los días en  transporte público porque no puedo teletrabajar y no siempre se respeta la distancia de seguridad”.
Y con la movilidad limitada, igual que las reuniones y los aforos, profesores extremeños en Madrid insisten en no descuidar la educación. “Los niños necesitan sociabilizar y compartir el día y jugar con sus amigo”, comenta María Mateos, una profesora de Huerta de Ánimas en un Instituto de Fuenlabrada.  

El Hogar Extremeño en Madrid lleva cerrado desde marzo

Desde el Hogar Extremeño en Madrid, que lleva cerrado desde marzo, alguno de sus más de cien socios no oculta su preocupación. Alejandro García Galán ha compartido con Extremadura Noticias que “nunca había pasado algo así porque es una auténtica faena no podernos mover”.
Un total de 4.786.948 ciudadanos residen en estas diez ciudades en las que solo se puede entrar y salir bajo supuestos como ir a trabajar, a estudiar o asistir a mayores, menores y dependientes.


Las medidas, decretadas por el Ministerio de Sanidad y que el Gobierno de Madrid ha recurrido ante la Audiencia Nacional, se aplicarán durante catorce días naturales desde su entrada en vigor, aunque se podrán prorrogar por más tiempo si lo requiere la evolución de la situación epidemiológica.
 

Comentarios