13 Enero 2021, 22:01
Actualizado 14 Enero 2021, 08:31

Portugal volverá a un confinamiento general similar al de marzo y abril, a partir del próximo día 15 a las 00:00 h. Estará en vigor en un mes y como novedad, esta vez mantendrán todos los centros educativos abiertos. 

"La regla es simple: todos tenemos que quedarnos en casa"

La medida que ya se había avanzado, ha sido aprobada hoy en Consejo de Ministros, ante el avance de la tercera ola que se ha disparado en Portugal. Según el primer ministro António Costa: "La regla es simple: todos tenemos que quedarnos en casa".

Excepciones

La principal diferencia con respecto a la pasada primavera es que los centros educativos,  permanecerán abiertos y en régimen presencial.

Los portugueses deberán permanecer en sus casas, salvo para actividades esenciales como trabajar, comprar alimentos o medicamentos, acudir al médico o asistir a ancianos. Y el teletrabajo será obligatorio, siempre que sea posible.

Cerrará todo el comercio no esencial, y la hostelería solo podrá ofrecer entregas a domicilio y para llevar. 

También cerrará el sector cultural y los gimnasios, aunque se permiten los paseos y el deporte al aire libre. La liga profesional de fútbol y equivalentes seguirá con su actividad pero sin público. 

Se permitirán las ceremonias religiosas, y seguirán abiertos los tribunales, así como los consultorios y los dentistas. Además se mantienen los servicios públicos presenciales, con cita previa. 

Todas las medidas serán revisadas dentro de 15 días, cuando acaba la prórroga del estado de emergencia aprobada también este miércoles en el Parlamento, pero según ha señalado Costa, están pensadas para durar al menos un mes.

Récord de contagios y fallecidos

El objetivo de estas medidas es claro: frenar el avance de una tercera ola disparada en el país vecino. Hoy ha batido récord de contagios y fallecidos por covid-19.

Hoy se ha superado el medio millón de contagios, con 10.556 nuevos positivos y 156 fallecidos, cifras sin precedentes desde el inicio de la pandemia. El país, con 10 millones de habitantes, acumula 8.236 muertosY los ingresados en las Unidades de Cuidados Intensivos, son actualmente casi 600.

 

Comentarios