4 Octubre 2020, 17:01
Actualizado 4 Octubre 2020, 17:01

El pasado viernes se anunciaba. Cáceres tendría medidas especiales al menos durante dos semanas para tratar de contener la transmisión del virus COVID-19 en la capital cacereña. El sábado se publicó la orden el el Diario Oficial de Extremadura y esta pasada medianoche han entrado en vigor las nuevas restricciones.

"La llave para que vuelva todo a funcionar está en las reuniones familiares y fiestas tanto de jóvenes como adultos"

Luis Salaya, alcalde de Cáceres.
Luis Salaya, alcalde de Cáceres.

 

De cómo han pasado estas primeras horas los cacereños y cacereñas hemos hablado hoy con el alcalde Luis Salaya que ha asegurado que de momento todos las están cumpliendo porque han entendido la razón de aplicarlas,  incluido los hosteleros y comerciantes cacereños. "Sin quejas hasta el momento por parte de los hosteleros y comerciantes", ha confirmado el alcalde.

Salaya ha recordado que "se ha decidido frenar", pero que "no estamos en el punto de tomar medidas drásticas". La situación preocupa en la ciudad, pero  "Cáceres no está para limitar la movilidad", ha remarcado el alcalde.

La atención está puesta en la zona centro

La situación actual es complicada sobre todo en la zona de salud Centro de la capital cacereña. Allí se ha notificado una incidencia acumulada de 441 casos por cada 100.000 habitantes. A pesar del punto de partida, el regidor cacereño está "convencido de que las medidas van a funcionar". De hecho, ha explicado Salaya, la incidencia acumulada es ya "mejor que hace 14 días".

Para conseguir reducir el número de contagios es necesario que todos colaboremos, dice el alcalde, por ese motivo, ha recordado que "la llave para que vuelva todo a funcionar está en las reuniones familiares y fiestas tanto de jóvenes como adultos". Ha pedido, por lo tanto, a todos prudencia y control en las celebraciones.

 

 

 

 

 

 

Comentarios