13 Julio 2020, 18:21
Actualizado 13 Julio 2020, 18:21

Los hoteles deben informar a los consumidores si alguno de sus servicios en áreas comunes, como piscinas, zonas infantiles o buffets, no están disponibles debido a la pandemia de la COVID-19.

En estos casos, la Unión de Consumidores de Extremadura subraya que el consumidor tiene derecho a anular la reserva de forma gratuita si no ha habido una comunicación previa del cierre de zonas comunes por parte del establecimiento y, por tanto, las condiciones de contratación han cambiado. Lali Bermejo, de UCE, apunta que "en el caso de que una vez realizada la contratación, se modifiquen los servicios" el hotel tiene que comunicarlo al consumidor.

Una situación que sorprende a muchos clientes a su llegada al hotel, sin tener conocimiento previo de la anulación de algunos servicios por los que han pagado. Ante este tipo de situaciones, la recomendación es formalizar una reclamación.

Comentarios