5 Agosto 2020, 12:35
Actualizado 5 Agosto 2020, 14:45

Las corridas de toros volvieron ayer a lo grande en Plasencia, pero también con polémica. Tal y como ocurrió en la inauguración del Festival de Mérida, las imágenes y los vídeos sobre posibles aglomeraciones en el aforo han provocado reacciones inmediatas. La administración regional ha asegurado a Extremadura Noticias que el plan de contingencia que presentó la empresa a la dirección general de Salud Pública cumplía todos los requisitos del protocolo para este tipo de espectáculos. Aún así, tras las reacciones generadas, la Junta investigará el caso para saber si ha habido o no incumplimiento.

Polémica ciudadana y política

La indignación comenzó a canalizarse a través de publicaciones y comentarios en las redes sociales donde se pueden ver numerosas imágenes del público en el festejo.

Poco después, llegaron también las críticas de la oposición placentina. Desde el PSOE y Unidas Podemos aseguran que se ha cometido una negligencia por parte del consistorio al entender que no se ha guardado la distancia de seguridad. Un hecho que pone en peligro, aseguran, la salud de la ciudadanía. Elena Mejías, de Unidas Podemos, ha asegurado a Canal Extremadura Radio que "después de todo lo que hemos pasado, no entendemos cómo Fernando Pizarro y el PP han llevado a cabo este evento (...) Esperamos que se explique por qué hemos vivido un Martes Mayor sin apenas actividades y en cambio se ha celebrado un evento con riesgo para todos".

 

 

En la misma línea se ha pronunciado Javier Garcinuño, senador placentino del PSOE. Denuncia que "se incumplieron todas las medidas que nos piden las autoridades sanitarias" tanto en las inmediaciones de la plaza como en su interior. Y pide la dimisión del alcalde placentino si se producen brotes tras este evento.

 

 

Polémica ciudadana y política

Sin embargo, desde la empresa organizadora, la UTE compuesta por Tauroemoción y Carmelo García, defienden que se ha cumplido la normativa.

Desde el Ayuntamiento explican que según la empresa el aforo ha sido del 70% y que el consistorio carece de potestad para prohibir su celebración, y recuerdan que la administración competente lo ha permitido. Además, aseguran, se han cumplido las medidas de higiene: se ha tomado la temperatura, se daba gel hidroalcohólico y la megafonía recordaba constantemente las medidas de seguridad.

Comentarios