19 Octubre 2020, 12:16
Actualizado 19 Octubre 2020, 12:16

Los hechos ocurrieron durante la mañana del pasado día 13 de octubre en la Autovía 1-58 a la altura de Sierra de Fuentes.  Agentes de la Guardia Civil habían colocado un control de velocidad en ese punto y detectaron a un turismo que circulaba a una velocidad de 200 kilómetros por hora. En ese tramo, la velocidad está limitada a 120 kilómetros por hora.

La infractora, una mujer de 52 años y procedente de Madrid, fue interceptada por los agentes quienes procedieron a ponerle la correspondiente denuncia.

Al superar en 80 kilómetros por hora el límite establecido para ese tramo de vía, la infracción se considera muy grave. A la infractora se le ha impuesto una multa de 600 euros y se le quitarán 6 puntos de su permiso de conducción.

Temas

Comentarios