4 Octubre 2020, 15:35
Actualizado 4 Octubre 2020, 15:35

El cierre de Madrid preocupa al sector cinegético de la región. Son muchos los cazadores madrileños que realizan esta actividad en Extremadura y además hay centenares de federados extremeños que viven en Madrid que a una semana de comenzar la caza mayor no podrán salir de la capital ni de otros municipios de la comunidad.

La temporada pintaba bien con un otoño temprano y buenas poblaciones de caza mayor, pero a una semana de comenzar la incertidumbre es la tónica dominante. El presidente de la Federación Extremeña de Caza, José María Gallardo, asegura que "preocupa la situación de incertidumbre cuando el sector se ha preparado para asumir con responsabilidad todas las medidas higiénico-sanitarias para afrontar esta pandemia, pero ahora te das cuenta de que limitaciones como la de Madrid te frenan en absoluto todo el sector cinegético".

"Limitaciones como la de Madrid te frenan en absoluto todo el sector cinegético".

Además, Fedexcaza cree que las consecuencias del cierre de la capital pueden ir más allá del sector cinegético. "No se van a poder realizar controles poblacionales, no se va a poder estimular el desarrollo económico en esas zonas rurales, organizadores profesionales de caza que ya han suspendido el mes de octubre alcompleto", explica José María Gallardo.

La caza, causa justificada de movilidad

Por todo lo anterior la Federación pide que la caza sea considerada actividad esencial. Gallardo cree que "debería ser una de las causas de movilidad bajo una cuestión perfectamente justificada como es un día de cacería que pudieras ir y venir a tu lugar de residencia".

A pesar de todo, y aunque se espera una reducción de las monterías, la Federación calcula que esta temporada estarán muy por encima del millar.
 

 

 

Comentarios