Badajoz
7 Abril 2021, 16:30
Actualizado 8 Abril 2021, 08:25

El 98% de los casos de COVID que se detectan desde hace tres semanas en la región pertenecen ya a la variante británica. Determinar la cepa parece tarea fácil, pero es un arduo trabajo que tarda de 3 a 4 días y que se realiza en los laboratorios de microbiología.

El servicio de microbiología del Hospital Universitario de Badajoz recibe unas 800 muestras al día de toda la provincia, salvo el área de salud de Mérida. "Ahora son 800, pero hemos llegado a recibir más de 3.000 durante los picos de la pandemia", asegura Miguel Fajardo, jefe del Servicio de Microbiología del HUB. 

Tres pruebas para ver la variante

Ahora mismo solo el 5% de las muestras que se reciben son positivas en COVID-19. Una vez confirmadas, todos los positivos se someten a una segunda PCR de variante para determinar si pertenecen a la cepa británica, sudafricana o brasileña. Y las sospechas se confirman de forma definitiva con  unas pruebas de secuenciación donde se analiza el genoma del virus

Analizando el genoma del virus

"Si el virus pertenece a la variante original, la de Wuhan, siguen una secuencia específica de treinta mil nucleótidos, pero en la variante británica se ve un vacío de seis nucleótidos determinados", nos explica el jefe del servicio de microbiología del HUB.  

Saber si la variante es no británica, no influye en la gravedad del paciente, pero sí le sirve al SES para la planificación hospitalaria. "Sabemos que la variante británica es más contagiosa- nos cuenta Miguel Fajardo- por lo tanto el porcentaje de enfermos es mayor y eso se traduce en mayor número de hospitalizados, y es importante saberlo para evitar que el sistema sanitario se colapse". 

Ningún caso de brasileña y sudafricana

Ahora mismo se analiza la variante de todos los casos positivos y, de momento, no se ha confirmado ningún caso de las variantes sudafricana o brasileña. "La semana pasada sí hubo un caso sospechoso en el área de salud de Navalmoral de la Mata, pero no se pudo confirmar porque el paciente tenía muy poca carga vírica, apenas tenía síntomas, por lo que no llegó a confirmarse". 

Trabajo incansable

Los laboratorios de microbiología del SES están atentos a estas dos variantes porque sí pueden ser más graves y los pacientes deben estar aislados. Su detección es parte del trabajo del servicio de microbiología, donde la actividad de los laboratorios, que ha duplicado el personal en el último año, no cesa en los 365 días del año desde que comenzó la pandemia.   

Más Información
Imagen
muestras covid-19

Los casos de variante británica crecen un 87% en Extremadura en menos de dos semanas

 

Comentarios