21 Diciembre 2020, 21:15
Actualizado 21 Diciembre 2020, 21:48

Carlos Blanco vive en Bristol pero es de Don Benito. Tenía pensado pasar la navidad con su familia en Extremadura. Al final ha decido quedarse en las islas británicas tras la imposibilidad de someterse una PCR para pasar la frontera, al realizarse a través de una empresa privada y a no disponer citas.

"Las citas que había eran para después de Navidades, así que lo di por imposible".

Además entre los emigrantes españoles en Inglaterra hay muchas quejas acerca del coste de esta prueba que puede llegar a las doscientas libras.

"Todo es un caos y las medidas van cambiando de un día para otro".

En Bristol están en fase dos y se  les permite salir de casa. En Londres está prohibido si no es con causa justificada.

 

Temas

Comentarios