25 Septiembre 2020, 19:49
Actualizado 25 Septiembre 2020, 19:49

Desde el pasado 30 de abril no se registraba una cifra de hospitalizados por COVID-19 tan alta como la alcanzada este viernes en Extremadura. Pero ante el incremento de hospitalizaciones, la presión hospitalaria sigue lejos de llegar a ocupar la totalidad de las camas dispuestas en el plan de contingencia.

En los hospitales extremeños, actualmente, hay 200 personas ingresadas, 16 de ellas en la UCI. Esto hace que la presión hospitalaria, actualmente, sea de un 6,32% de ocupación de las camas en planta y de un 14% en UCI, sobre el total de la capacidad asistencial que tiene la región en su plan de contingencia, según datos de la Consejería de Sanidad. 

Actualmente, el área de salud de Cáceres es donde más personas permanecen ingresadas, 71 pacientes, 3 de ellos en UCI. Los hospitales del área cacereña todavía tendrían disponibles para habilitar en caso de necesidad de la pandemia, otras 603 camas en planta y 37 en UCI.

En los hospitales de Badajoz la presión sigue siendo leve. En el área pacense, todavía, hay más de 1.000 camas sin utilizar y dispuestas en caso de que los datos de la pandemia empeoren.

Comentarios