18 Septiembre 2020, 15:11
Actualizado 18 Septiembre 2020, 15:11

Han sido más de 4 años sin noticias de Manuela Chavero. Su rastro se perdió en las escaleras de su vivienda en Monesterio (Badajoz). No se llevó ni su teléfono ni su monedero aquella la madrugada del 5 de julio de 2016. Desde entonces su casa siempre ha estado precintada. Y la investigación bajo secreto de sumario. 

Una búsqueda incesante por tierra, agua y aire

Su búsqueda por aire, en helicóptero, bajo el agua del pantano de Tentudía, y a pie ha movilizado a los más de 4000 vecinos de este municipio del sur de Badajoz. En numerosas ocasiones han participado en batidas. La más multitudinarias la encabezó el periodista Paco Lobatón en un despliegue único en España.

También numerosas las concentraciones y el apoyo político. Desde el Ayuntamiento, a la Asamblea de Extremadura, pasando por el presidente de la Junta que visitó a la familia en Monesterio. 

Investigación de la UCO

La UCO, la unidad de élite de la Guardia Civil, ha mantenido abierto un caso ha definido como “complejo” y “delicado”. Hace tres semanas volvieron a rastrear la vivienda de Manuela Chavero y sus alrededores en busca de nuevas pruebas. Hasta reconstruyeron los hechos llegando incluso a cronometrar las secuencias de lo que pudo ocurrir. Y este mismo martes saltaba a la actualidad de nuevo el caso cuando su hermana Emilia aseguraba que había recibido una carta anónima en la que se apuntaba directamente a un sospechoso como culpable de la desaparición. 
 

Más Información
Imagen
my image

La Guardia Civil lleva a cabo una operación de madrugada relacionada con la desaparición de Manuela Chavero

Comentarios