21 Enero 2021, 10:10
Actualizado 21 Enero 2021, 10:17

La Policía Local de Badajoz intervino el miércoles para cerrar dos bares que permanecían abiertos y con clientes consumiendo en su interior, según ha confirmado la propia institución en su cuenta de Twitter. Los establecimientos denunciados se encuentran en las barriadas de Antonio Domínguez y San Roque.

Según el tweet publicado por la Policía Local pacense, tanto los clientes como los responsables de los locales han sido denunciados. Asimismo, la Policía Local asevera que la colaboración ciudadana permitió alertar de esta situación.

Según la normativa de la Junta de Extremadura, los establecimientos de hostelería de la capital pacense deben permanecer cerrados como medida para frenar la transmisión del COVID-19.

 

Comentarios