2 Noviembre 2020, 15:59
Actualizado 2 Noviembre 2020, 15:59

La sombra del confinamiento domiciliario, está muy presente y, si no mejoran los datos, "estamos encaminados a que volvamos a meternos todos en casa". Así lo cree el epidemiólogo extremeño José Antonio López Guerrero. 

En una entrevista en Canal Extremadura, ha asegurado que "lamentablemente vamos en esa dirección". Señala que se han tomado medidas más severas estos días, y "lo lógico sería esperar al menos 10 días, para ver si se empieza a ver la tendencia". Pero por desgracia, con los datos epidemiológicos que tenemos en España, asegura, vamos por ese camino. 

 

¿Llegamos tarde también a esta segunda ola?

Teniendo en cuenta el ritmo de los contagios, surge la pregunta de si de nuevo estamos llegando tarde a esta segunda ola. El especialista natural de Esparragalejo, señala que sí. 

Apunta que "no hemos hecho los deberes". Que no los hicimos en la primera ola, lógicamente puesto que era una virus desconocido, pero nos desconfinamos en unas condiciones bastantes favorables, comparables con el resto de Europa. 

"Los científicos desde el primer momento, apuntamos lo que hacía falta"

Entonces, asegura López Guerrero, "los científicos desde el primer momento, apuntamos lo que hacía falta". "Hacía falta inversión en rastreadores, para detectar los brotes en origen; hacía falta inversión en atención primaria, más test; en cada brote, detectar la trazabilidad del virus con más eficacia, etc. Todo eso no, señala, no se ha hecho, y "por lo tanto el virus sigue yendo por delante de nosotros".

Por esto esto, "se puede decir, que estamos otra vez llegando tarde". Eso sí, apunta, con una curva más lenta, porque nuestros mayores son ahora más responsables, hay mejores condiciones hospitalarias. 

 

Aumento de contagios en jóvenes

Ante el aumento de contagios de los jóvenes en esta segunda ola, el epidemiólogo asegura que si se hubiesen realizado PCR a los asintomáticos, en la primera ola se habría detectado más jóvenes positivos. 

Se trata de una franja de edad complicada. "Los más jóvenes, los adolescentes, son genéticamente, en general, más irresponsables". No todos, aclara, ya que señala los hay muy concienciados. 

"No hemos sabido mandarles un mensaje en el lenguaje que ellos entienden"

Aunque el principal problema, considera, es que" no hemos sabido mandarles un mensaje, y seguimos sin hacerlo, seguimos sin hacer pedagogía en el lenguaje que ellos entienden". Señala, que se han hecho muchos debates en los medios de comunicación, pero no en aquellos sitios a los que los jóvenes pueden acceder. Y por lo tanto son los que ahora se están infectando más. 

"Tienen ahora menos boletos para que les toque una infección con clínica grave, pero eso no significa que estén a salvo"

Advierte, José Antonio López Guerrero, que ahora mismo hay que recordarle a los jóvenes, que "tienen menos boletos para que les toque una infección con clínica grave, pero eso no significa que estén a salvo, como se está viendo ya en hospitales, de ingresos y fallecimientos de gentes también adolescente y gente joven". 

 

 

 

 

Comentarios