15 Diciembre 2020, 13:32
Actualizado 15 Diciembre 2020, 13:32

El sindicato CSIF ha denunciado a la Junta de Extremadura ante la Inspección Provincial de Trabajo de Badajoz por "imponer" a los trabajadores de los centros residenciales de su competencia una jornada laboral de doce horas.

CSIF fundamenta su denuncia en que la Secretaría General de la Consejería de Sanidad y Servicios Sociales incumple el V Convenio Colectivo para el personal laboral al vulnerar el número máximo de horas que pueden realizar los trabajadores en una jornada, según ha explicado este martes en una nota.

Señala además que esta "imposición" ha aumentado "considerablemente" la carga laboral que soportan los trabajadores al doblar sin descanso sus turnos.

Precisa que esta irregularidad se está produciendo desde hace varias semanas en el CAMP Nuestra Señora de la Cruces de Don Benito, y esta semana se ha impuesto a los trabajadores del Centro Residencial Felipe Trigo de Villanueva, que están soportando turnos rotatorios de 12 horas.

CSIF está convencido que el establecimiento de estos turnos está motivado "para evitar contratar a más personal para poder atender de forma conveniente a los residentes de estos centros".

Advierte también de que al establecerse estos turnos tan ajustados por falta de personal en el momento en el que un trabajador tenga que acogerse a una baja laboral por enfermedad o cuarentena va a ser imposible cubrir esos puestos.

La Junta defiende los turnos para reducir riesgo de contagios

El Servicio Extremeño de Salud ya ha salido al paso de esas declaraciones. El SES argumenta que en las residencias con covid, como la de Don Benito y Villanueva de la Serena, "está demostrado epidemiológicamente que cuanto menos rotaciones haya de trabajadores, más seguras están ante los contagios". Los turnos de 12 horas, por tanto, permiten menos rotaciones "y un período de descanso de dos a tres días, que es el rango ventana para tener o no síntomas".

 

Comentarios